Nació en el Estado de Chihuahua un 19 de julio, y el es primero de los siete hijos del matrimonio formado por los señores Carlos Estrada y Socorro Olivas.Desde la edad de siete años descubrió su gusto por la música, y por ello, cuando apenas dejó atrás la adolescencia, se trasladó a la ciudad de México para estudiar en la Escuela Superior de Música.Definida su vocación y sustentada por los estudios, comenzó a labrarse un camino en el mundo artístico, participando como cantautor en el Festival Valores Juveniles, en el que llegó a la final.Interpretando sus composiciones se presentó en diversos programas de televisión, como los de Paco Malgesto y Madaleno, entre muchos otros, logrando el interés de otros cantantes por grabar sus temas.Así conquista el primer éxito como compositor, en la voz de Vicente Fernández, quien lleva al acetato su canción "Mis manos". Posteriormente su tema "Como quien pierde una estrella", en la interpretación de Alejandro Fernández, se convirtió en la canción más exitosa de la década de los noventa, y que aún al día de hoy es un tema infaltable en todo tipo de expresiones festivas y musicales. Otro tema de Humberto, también en la voz del "El Potrillo", que logró adentrarse en el gusto del público es Si he sabido amor, que fue el tema principal de la telenovela "Infierno en el Paraíso", producción de Televisa. Humberto Estrada no tiene preferencia por algún género musical en específico; disfruta la música en sus varias expresiones y algunos de sus favoritos de todos los tiempos son Alberto Cortés y Agustín Lara; asimismo es asiduo lector de la poesía de Jaime Sabines y Pablo Neruda, entre otros.Considera que sus composiciones están siempre ligadas a la metáfora, ya que mantiene la mente abierta a cualquier tipo de escritura para alcanzar la inspiración.Y eso se puede apreciar en temas como "Sin verte", "La Otra", "A partir de Hoy", "Desviste mi Boca", "Te Quiero tanto", "Yo soy feliz"; "Somos Uno y Somos Dos", "Casi te Olvido", que han sido interpretadas por Pedro Fernández, Lucero, Vicky Carr y Pablo Montero, por nombrar sólo algunos.En su faceta como cantautor, Humberto Estrada tiene tres producciones discográficas, en las que ha contado con la valiosa colaboración de afamados arreglistas, como Javier Carrillo, entre otros, quien vistió los temas de su más reciente disco compacto. En su trayectoria como compositor, Humberto ha recibido numerosos premios y reconocimientos, como el de Compositor del Año, otorgado por la prensa nacional; los premios ASCAP Y BMI, en Estados Unidos, y múltiples reconocimientos por parte de empresas e instituciones como Televisa y el Instituto Politécnico Nacional, entre muchos otros. En octubre de 2010 recibió la presea Trayectoria 25 años, que otorga la Sociedad de Autores y Compositores de México. Entre sus proyectos recientes Humberto Estrada crea el tema musical Reflexión por México.


Esta es una composición de nuestro amigo Humberto Estrada y se llama:

Confesión

Mi amor quiero decirte que hoy amanecí menos triste que ayer, y quizá aún menos que esos antecesores días  que siguieron a esa tarde gris de tu adiós por siempre

Es extraño,  pero Amor estoy tratando de olvidarte de mil formas diferentes, he inventado varios juegos de poner mi mente en blanco, de borrarme tu recuerdo, de beberte  en una copa, de aspirarte en el incienso.

De olvidarme de tu boca, de tus manos, de tu cuerpo, de la forma de tus ojos, y el aroma de tu cuello, y tu mano de mi brazo y el aroma de tu boca, que sellaste con un beso.

Es por eso que amanezco menos triste y te recuerdo, aquel parque con sus rosas, adornando tu paseo, con el garbo de tu ropa y el pañuelo por tu cuello,,  azabache linda forma del color de tu cabello. Como aquellas lindas prendas que cayeron de tu cuerpo, dando paso al sentimiento de mi gloria, hoy infierno. 

Te adore de tantos modos, de mil formas diferentes,

Y te amé tan a mi modo y no pude retenerte,  linda frágil, caprichosa especial como las rosas, consentida y amorosa, consentida de mi besos, con color de mariposa, fresca dulce delicada  impasible como el tiempo, aunque a veces te recuerdo una lagrima,   es por eso que te quise y que te quiero.

No es extraño que te extrañe.

Siempre estás en mi recuerdo, con tus ojos asomados,  siempre viendo para adentro, expresivos y adorables, siempre alegres he indiscretos.

te mire tan de cerquita y te amé tan para adentro, que no tiene figura para mi ningún secreto,, fue un amor sin ataduras con locura sin extremos ,, que maldigo la cordura,,,   debí  perderme en tus besos,  y volverme un egoísta como el niño con su peso.

hoy te extraño linda  niña, siempre estás en mi recuerdo, es por ello que te quise,  si ¡ que te quise’¡ y que te quiero,,¡¡ pero un día te vi llorando, con tus alas hacia el cielo, y no pude consolarte, como hiel tenía mi boca,    yo llore también por dentro, vi volar a mi paloma, no se a que otro firmamento, mientras ella se alejaba, recogí mis alas rotas abrazando su recuerdo, ¿donde quiera que tu vayas siempre llevaras mis besos.